Arcabuz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación Saltar a búsqueda

Soldado disparando un arcabuz

Un arquebus ( / ɑr k ( w ) ɪ b ə s / AR -k (w) IB-əs ) es una forma de arma larga que apareció en Europa y el Imperio Otomano durante el siglo 15. Un soldado de infantería armado con un arcabuz se llama arcabucero .

Aunque el término arcabuz , derivado de la palabra holandesa Haakbus ("pistola de gancho"), [1] se aplicó a muchas formas diferentes de armas de fuego de los siglos XV al XVII, originalmente se refería a "una pistola de mano con un gancho saliente o lengüeta en su superficie inferior, útil para estabilizarlo contra almenas u otros objetos al disparar ". [2] Estas "pistolas de gancho" estaban en sus primeras formas de armas defensivas montadas en las murallas de las ciudades alemanas a principios del siglo XV. [3] La adición de una paleta, un plato de cebado, [4] y una mecha El mecanismo a finales del siglo XV convirtió al arcabuz en un arma de fuego de mano y también en la primera arma de fuego equipada con un gatillo.

Se discute la fecha exacta de la aparición de la cerilla. Podría haber aparecido en el Imperio Otomano ya en 1465 y en Europa un poco antes de 1475. [5] El arcabuz pesado, que entonces se llamaba mosquete , se desarrolló para penetrar mejor la armadura de placas y apareció en Europa alrededor de 1521. [6 ] Los arcabuces pesados ​​montados en carros se llamaban arcabuz a croc . [7] Estos llevaban una bola de plomo de aproximadamente 3,5 onzas (100 g). [8]

Un arcabuz estandarizado, el caliver , se introdujo en la segunda mitad del siglo XVI. El nombre "calibre" se deriva de la corrupción inglesa de calibre, que es una referencia al calibre estandarizado del arma. El caliver permitió a las tropas cargar las balas más rápido, ya que encajaban sus armas con mayor facilidad, mientras que antes los soldados a menudo tenían que modificar sus balas para adaptarlas a los ajustes adecuados, o incluso se veían obligados a hacer las suyas propias antes de la batalla.

El arcabuz de mecha se considera el precursor del mosquete de chispa .

Terminología [ editar ]

Representación de un arcabuz disparado desde un soporte de horquilla. Imagen producida en 1876
Un mecanismo de mecha serpentina
Dos soldados a la izquierda usando arcabuces, 1470.
Mosquetero de Wapenhandelingen van Roers de Jacob van Gheyn , Musquetten ende Spiesen (1608)

El arcabuz ha sido conocido a veces como el arcabuz , harkbus , hackbut , [9] hagbut , [10] archibugio , haakbus , schiopo , [11] sclopus , [12] tüfenk , [13] tofak , [14] mecha y firelock . [15]

A principios del siglo XVI, el término "arcabuz" se usó para describir una variedad de armas, pero a fines del siglo XVI, el arcabuz, el caliver y el mosquete se habían establecido en categorías de tamaño para las armas de fuego. [16] [17] Las potencias de la Europa continental, como la española, alemana y francesa, diferenciaban los mosquetes de los arcabuces por tamaño y si necesitaban un soporte de horquilla o no. Sin embargo, el mosquete, esencialmente un arcabuz grande, que se había introducido alrededor de 1521, cayó en desgracia a mediados del siglo XVI debido al declive de la armadura, pero el término se mantuvo y el mosquete se convirtió en un descriptor genérico para todos los 'brazos de hombro 'armas de fuego hasta mediados del siglo XIX. Al menos en una ocasión el mosquete y el arcabuz se han utilizado indistintamente para referirse a la misma arma,[18]e incluso referido como un "mosquete de arcabuz". [19] Un comandante de los Habsburgo a mediados de la década de 1560 se refirió una vez a los mosquetes como "arcabuces dobles". [20] El mecanismo de disparo de mecha también se convirtió en un término común para el arcabuz después de que se agregó al arma de fuego. Las armas de fuego de chispa posteriores a veces se llamaban fusiles o espoletas . [21]

Mecanismo y uso [ editar ]

Antes de la aparición de la palanca serpentina alrededor de 1411, las pistolas se disparaban desde el pecho, metidas debajo de un brazo, mientras que el otro brazo maniobraba un punzón caliente hacia el orificio de contacto para encender la pólvora. [22] La mecha, que apareció aproximadamente alrededor de 1475, cambió esto agregando un mecanismo de disparo que consta de dos partes, la cerilla y la cerradura. El mecanismo de bloqueo sostenía dentro de una abrazadera una longitud de dos a tres pies de cuerda humeante empapada en salitre, que era la cerilla. [22] Conectado a la palanca de bloqueo había un gatillo, que bajaba el fósforo a una cacerola de cebado cuando se apretaba, encendiendo el polvo de cebado, haciendo que un destello viajara a través del orificio táctil, también encendiendo la pólvora dentro del cañón y propulsando la bala por el hocico. [23]El mecanismo de disparo de los primeros arcabuces se parecía más a menudo al de una ballesta : una palanca suavemente curvada apuntando hacia atrás y paralela a la culata (ver foto del mecanismo de disparo arriba). A finales del siglo XVI, los armeros en la mayoría de los países habían comenzado a introducir el gatillo corto perpendicular a la culata que es familiar para los tiradores modernos. Sin embargo, la mayoría de los arcabuces de mecha francesa conservaron el gatillo estilo ballesta durante todo el siglo XVII. [ cita requerida ]

Si bien las cerillas proporcionaron una ventaja crucial al permitir al usuario apuntar el arma de fuego con ambas manos, también fue incómodo de utilizar. [24] Para evitar que la pólvora se encendiera accidentalmente, era necesario quitar la cerilla mientras se cargaba el arma. En algunos casos, el partido también se apagaba, por lo que ambos extremos del partido se mantenían encendidos. Esto resultó complicado de maniobrar ya que se requirieron ambas manos para sostener el fósforo durante la extracción, un extremo en cada mano. El procedimiento era tan complejo que un manual de ejercicios de 1607 publicado por Jacob de Gheyn en los Países Bajos enumeraba 28 pasos solo para disparar y cargar el arma. [24] En 1584, el general Ming Qi Jiguangcompuso una canción de 11 pasos para practicar el procedimiento en ritmo: "Uno, limpiar el arma. Dos, verter el polvo. Tres, apisonar el polvo. Cuatro, dejar caer el perdigón. Cinco, bajar el perdigón. Seis, poner en papel (tapón). Siete, baja el papel. Ocho, abre la tapa del flashpan. Nueve, vierte el polvo flash. Diez, cierra el flashpan y sujeta el fusible. Once, escucha la señal, luego abre la tapa del flashpan . Apuntando al enemigo, levante su arma y dispare ". [25] Recargar un arma durante el siglo XVI tomó entre 20 segundos y un minuto en las condiciones más ideales. [26]

El desarrollo del fuego de salva —por los otomanos, los chinos, los japoneses y los holandeses— hizo que el arcabuz fuera más factible para la adopción generalizada por parte de los militares. La técnica del fuego de volea transformó a los soldados que portaban armas de fuego en pelotones de fusilamiento organizados con cada fila de soldados disparando por turno y recargando de manera sistemática. El fuego de volea se implementó con cañones ya en 1388 por los artilleros Ming, [27] pero el fuego de ráfaga con mecha no se implementó hasta 1526 cuando los jenízaros otomanos lo utilizaron durante la Batalla de Mohács . [28] La técnica del disparo de bala de mecha se vio luego en la China de mediados del siglo XVI, iniciada por Qi Jiguang y en Japón a finales del siglo XVI.[29] [30] Qi Jiguang explica su técnica de disparo de volea en el Jixiao Xinshu :

A todos los mosqueteros, cuando se acercan al enemigo, no se les permite disparar temprano, y no se les permite disparar todo de una vez, [porque] cada vez que el enemigo se acerca, no habrá tiempo suficiente para cargar las armas (銃 裝 不及), y con frecuencia esta mala gestión cuesta la vida de muchas personas. Por lo tanto, siempre que el enemigo se acerque a una distancia de cien pasos, ellos [los mosqueteros] deben esperar hasta que escuchen una explosión en la flauta de bambú, en la que se despliegan frente a las tropas, con cada pelotón (哨) poniendo al frente de un equipo (隊). Ellos [los miembros del equipo de mosqueteros] esperan hasta que escuchan a su propio líder disparar un tiro, y solo entonces se les permite hacerlo. Cada vez que la trompeta suena, disparan una vez, esparciéndose en orden de batalla de acuerdo con los patrones de perforación.Si la trompeta sigue sonando sin parar, entonces se les permite disparar todos juntos hasta que se agote el fuego, y no es necesario [en este caso] dividirse en capas.[29]

En Europa, William Louis, conde de Nassau-Dillenburg, teorizó que al aplicar a las armas de fuego la misma técnica romana de contramarcha descrita por Aelianus Tacticus , las cerillas podrían proporcionar fuego sin cesar. [31] En una carta a su primo Mauricio de Nassau, Príncipe de Orange el 8 de diciembre de 1594, dijo:

He descubierto evolutionibus [un término que eventualmente se traduciría como "taladro"] un método para hacer que los mosqueteros y otros con armas no solo practiquen el disparo sino que lo sigan haciendo en un orden de batalla muy efectivo (es decir, no disparan a voluntad ni desde detrás de una barrera ...). Tan pronto como la primera fila haya disparado, entonces por el simulacro [han aprendido] marcharán hacia atrás. La segunda fila, ya sea marchando hacia adelante o detenida, disparará al igual que la primera. Después de eso, el tercer y los siguientes rangos harán lo mismo. Cuando se haya disparado el último rango, el primero se habrá recargado, como muestra el siguiente diagrama. [32]

Una vez que se desarrolló el disparo de volea, la velocidad de disparo y la eficiencia aumentaron considerablemente y el arcabuz pasó de ser un arma de apoyo al foco principal de la mayoría de los primeros ejércitos modernos. [33]

El mecanismo de bloqueo de la rueda se utilizó como alternativa al bloqueo de mecha ya en 1505, [34] pero era más caro de producir y se limitaba principalmente a armas de fuego y pistolas especializadas. [ cita requerida ]

El snaphance de chispa fue inventado por la mitad del siglo 16 y luego el fusil de chispa "verdadero" en el siglo 17 temprano, pero en ese momento el término genérico para las armas de fuego se había desplazado a "fusil", y fusiles de chispa no se asocia generalmente con arcabuces. [35]

Historia [ editar ]

Las primeras cerillas como se ilustra en el Baburnama (siglo XVI)
Ilustración de una formación de volea de mosquetería Ming de 1639

Orígenes [ editar ]

La forma más antigua de arcabuz en Europa apareció en 1411 y en el Imperio Otomano en 1425. [5] Este primer arcabuz era un cañón de mano con una palanca serpenteante para sostener fósforos. [36] Sin embargo, este arcabuz temprano no tenía el mecanismo de mecha tradicionalmente asociado con el arma. Se discute la fecha exacta de la adición de la mecha. Las primeras referencias al uso de lo que pudieron haber sido arcabuces ( tüfek ) por el cuerpo jenízaro del ejército otomano los datan de 1394 a 1465. [5] Sin embargo, no está claro si se trataba de arcabuces o cañones pequeños hasta 1444, pero según Gábor Ágoston, el hecho de que aparecieran separados de los cañones en los inventarios de mediados del siglo XV sugiere que eran armas de fuego portátiles. [37] Godfrey Goodwin fecha el primer uso del arcabuz por los jenízaros no antes de 1465. [38]

En Europa, se añadió una culata de hombro , probablemente inspirada en la culata de la ballesta , [4] al arcabuz alrededor de 1470 y la aparición del mecanismo de mecha data de un poco antes de 1475. El arcabuz de mecha fue la primera arma de fuego equipada con un gatillo mecanismo .. [34] [39] También se considera que es el primer arma de fuego portátil de hombro. [40]

Europa [ editar ]

El arcabuz se utilizó en cantidades sustanciales por primera vez en Europa durante el reinado del rey Matías Corvino de Hungría (r. 1458-1490). [41] Uno de cada cuatro soldados del Ejército Negro de Hungría empuñaba un arcabuz, y uno de cada cinco cuando contaba con todo el ejército, [42] que era una proporción relativamente alta en ese momento. Aunque estuvieron presentes en el campo de batalla, el rey Mathias prefirió reclutar hombres con escudos debido a la baja cadencia de fuego del arcabuz. Si bien el Ejército Negro adoptó arcabuces relativamente temprano, la tendencia no se popularizó durante décadas en Europa y, a principios del siglo XVI, solo alrededor del 10% de los soldados de Europa occidental usaban armas de fuego. [43] [44]Los arcabuces fueron utilizados ya en 1472 por los españoles y portugueses en Zamora. Asimismo, los castellanos utilizaron arcabuces también en 1476. [45] Es importante señalar que los ingleses fueron bastante rápidos en adoptar el arcabuz al equipar a algunos de sus Yeomen of the Guard con las armas de fuego poco después de 1476, [ cita requerida ] mientras los franceses tardaron hasta 1520 en finalmente empezar a adoptarlo. [46] Sin embargo, los diseños de arcabuces continuaron desarrollándose y en 1496 Philip Monch del Palatinado compuso una Buch der Strynt un (d) Buchsse (n) ilustrada sobre armas y "arcabuces". [47]

La eficacia del arcabuz fue evidente en la batalla de Cerignola de 1503, que es el primer conflicto militar registrado en el que los arcabuces jugaron un papel decisivo en el resultado de la batalla. [48]

En Rusia apareció un pequeño arcabuz llamado pishchal (en ruso : пищаль) a principios del siglo XVI. Los arcabuceros rusos, o pishchal'niki , fueron vistos como partes integrantes del ejército y mil pishchal'niki participaron en la anexión final de Pskov en 1510, así como en la conquista de Smolensk en 1512. La necesidad rusa de adquirir armas de pólvora osos algo parecido a la situación en la que se encontraban los iraníes. Al igual que en Irán, donde la falta de armas de fuego condujo a una derrota en 1473, la falta de armas de fuego de Rusia se atribuye a la pérdida en Moscovita en 1501. [49] [50] Después de esta derrota, el Los rusos comenzaron a aumentar el uso de armas de fuego, incluido el uso de pishchal'niki. [50]En 1545, dos mil pishchal'niki (mil a caballo) fueron recaudados por las ciudades y equipados a expensas del tesoro. El uso de tropas montadas también fue exclusivo de ese período. Los pishchal'niki eventualmente se convirtieron en hábiles comerciantes hereditarios en lugar de reclutas. [51]

Los arcabuces se utilizaron en las guerras italianas en la primera mitad del siglo XVI. Frederick Lewis Taylor afirma que los arcabuceros de Prospero Colonna pueden haber utilizado una descarga de arrodillamiento ya en la Batalla de Bicocca (1522). [52] Sin embargo, esto ha sido cuestionado por Tonio Andrade, quien cree que se trata de una interpretación exagerada y una cita errónea de un pasaje de Charles Oman que sugiere que los arcabuceros españoles se arrodillaron para recargar, cuando en realidad Omán nunca hizo tal afirmar. [53]

Asia [ editar ]

Los otomanos hicieron uso de arcabuces desde la primera mitad del siglo XV. [54] Los arcabuceros sirvieron por centenares en la campaña del sultán Murad II en la década de 1440 cuando cruzó el estrecho del Bósforo y los arcabuces fueron utilizados en combate por los otomanos en la segunda batalla de Kosovo en 1448. [54] Los otomanos también hicieron algún uso de las fortalezas de vagones. que copiaron del husita, que a menudo implicaba la colocación de arcabuceros en los carros protectores y su uso contra el enemigo. [54] Los arcabuceros también se utilizaron eficazmente en la batalla de Bashkent en 1473 cuando se utilizaron junto con la artillería. [54]

Los mamelucos, en particular, se opusieron de manera conservadora a la incorporación de armas de pólvora. Cuando se enfrentaron a los cañones y arcabuces de los otomanos los criticaron así: "Dios maldiga al hombre que los inventó, y Dios maldiga al hombre que dispara contra los musulmanes con ellos". [55] También se insultaron a los otomanos por haber "traído consigo este dispositivo ingeniosamente ideado por los cristianos de Europa cuando eran incapaces de enfrentarse a los ejércitos musulmanes en el campo de batalla". [55] Del mismo modo, los mosqueteros y los soldados de infantería con mosquetes fueron despreciados en la sociedad por los caballeros feudales , incluso hasta la época de Miguel de Cervantes (1547-1616). [56]Finalmente, a los mamelucos bajo Qaitbay se les ordenó en 1489 que se capacitaran en el uso de al-bunduq al-rasas (arcabuces). Sin embargo, en 1514 un ejército otomano de 12.000 soldados blandiendo arcabuces devastó un ejército mameluco mucho más grande. [55] El arcabuz se había convertido en un arma común de infantería en el siglo XVI debido a su relativamente bajo precio: un casco, una coraza y una pica costaban alrededor de tres ducados y cuarto, mientras que un arcabuz solo un poco más de un ducado. [9] [57] Otra ventaja de los arcabuces sobre otros equipos y armas fue su corto período de entrenamiento. Si bien un arco podría llevar años dominarlo, un arcabucero eficaz podría entrenarse en solo dos semanas. [58]Según un informe de 1571 de Vincentio d'Alessandri, las armas persas, incluidos los arcabuces, "eran superiores y mejor templadas que las de cualquier otra nación", lo que sugiere que tales armas de fuego eran de uso común entre las potencias del Medio Oriente al menos a mediados del siglo XVI. [18]

El arcabuz se extendió más al este, llegando a la India en 1500, el sudeste asiático en 1540 y China en algún momento entre 1523 y 1548. [59] [30] Fueron introducidos en Japón en 1543 por comerciantes portugueses que desembarcaron por accidente en Tanegashima , una isla al sur. de Kyūshū en la región controlada por el clan Shimazu . [30] Hacia 1550, los arcabuces conocidos como tanegashima , teppō o hinawaju se producían en grandes cantidades en Japón. Los tanegashima parecen haber utilizado mechas a presión basadas en armas de fuego de Goa , India, que fueron capturadas por los portugueses en 1510.[60] Diez años después de su introducción, se informó que se habían fabricado más de trescientos mil tanegashima. [61] El tanegashima finalmente se convirtió en una de las armas más importantes de Japón. Oda Nobunaga revolucionó las tácticas de mosquete en Japón dividiendo cargadores y tiradores y asignando tres armas a un tirador en la Batalla de Nagashino en 1575, durante la cual se pudo haber implementado el fuego de volea. Sin embargo, la técnica del disparo de volea de 1575 ha sido cuestionada en los últimos años por JSA Elisonas y JP Lamers en su traducción de The Chronicle of Oda Nobunaga de Ota Gyuichi. En Japonius de Lamersdice que "si Nobunaga o no realmente operó con tres rangos rotativos no se puede determinar sobre la base de pruebas fiables". [62] Afirman que la versión de los hechos que describen los disparos de ráfagas se escribió varios años después de la batalla, y un relato anterior dice lo contrario que las armas se dispararon en masa. [63] Aun así, tanto fuentes coreanas como chinas señalan que los artilleros japoneses estaban haciendo uso del fuego de ráfagas durante las invasiones japonesas de Corea de 1592 a 1598. [64] Tanegashima fue ampliamente utilizado durante la unificación de Hideyoshi de Japón y más tarde las invasiones japonesas de Corea en 1592. [ cita requerida ]

Irán [ editar ]

Con respecto al uso iraní del arcabuz, gran parte del crédito por su aumento en el uso se puede atribuir a Shah Ismail I quien, después de ser derrotado por el arma de fuego usando otomanos en 1514, comenzó a usar ampliamente arcabuces y otras armas de fuego él mismo con un estimado 12.000 arcabuceros en servicio menos de 10 años después de su derrota inicial ante los otomanos. [65] Si bien el uso de 12.000 arcabuceros es impresionante, las armas de fuego no fueron ampliamente adoptadas en Irán. Esto se debe en gran parte a la dependencia de los iraníes de la caballería ligera. [65] Montar a caballo y operar un arcabuz es increíblemente difícil, lo que ayudó a llevar tanto a un uso limitado como a un fuerte estancamiento en la tecnología asociada con las armas de fuego. [sesenta y cinco]Dejando a un lado estas limitaciones, los iraníes todavía usaban armas de fuego y Europa fue muy importante para facilitar eso, ya que los europeos suministraron armas de fuego a Irán y enviaron expertos para ayudarlos a producir algunas de las armas de fuego ellos mismos. [65] Irán también hizo uso de arcabuceros montados en elefantes que les daría una visión clara de sus objetivos y una mejor movilidad. [66]

Sudeste de Asia [ editar ]

Las potencias del sudeste asiático comenzaron a desplegar arcabuces en 1540. [30] Los Ming consideraban que Đại Việt había producido mechales particularmente avanzados durante el siglo XVI y XVII, superando incluso las armas de fuego otomanas, japonesas y europeas. Los observadores europeos de la guerra de Lê-Mạc y más tarde de la guerra de Trịnh-Nguyễn también notaron la competencia de los vietnamitas en la fabricación de mechas. Se dijo que la mecha vietnamita pudo perforar varias capas de armadura de hierro, matar de dos a cinco hombres de un solo disparo, pero también disparar silenciosamente un arma de su calibre. [67]

China [ editar ]

El arcabuz se introdujo en la dinastía Ming a principios del siglo XVI y se utilizó en pequeñas cantidades para luchar contra los piratas en 1548. Sin embargo, no hay una fecha exacta para su introducción y las fuentes entran en conflicto con el momento y la forma en que se introdujo. . Las versiones de la introducción del arcabuz a China incluyen la captura de armas de fuego por los Ming durante una batalla en 1523, [68]la captura del pirata Wang Zhi, que tenía arcabuces, en 1558, lo que contradice el uso de arcabuces por el ejército Ming diez años antes, y la captura de arcabuces de los europeos por los piratas hermanos Xu, que más tarde pasó a manos de un hombre llamado Bald Li, de quien los oficiales Ming capturaron los arcabuces. La Oficina Central de Armas Militares ordenó unos 10.000 mosquetes en 1558 y las armas de fuego se utilizaron para luchar contra los piratas. [69]

Qi Jiguang desarrolló formaciones militares para el uso efectivo de tropas equipadas con arcabuces con diferentes mezclas de tropas desplegadas en equipos de 12 hombres. El número de arcabuces asignados a cada equipo podría variar según el contexto, pero teóricamente, en ciertos casos, todos los miembros del equipo podrían haber sido desplegados como artilleros. Estas formaciones también hacían uso de técnicas de contramarcha o volea, que se organizaban mediante el soplo de un cuerno para ordenar el disparo de una capa, y contaban con el apoyo de tropas de cuerpo a cuerpo que podían avanzar en caso de necesidad. Este sistema guarda cierta semejanza con los sistemas europeos que se desarrollan en Inglaterra, donde las formaciones de arcabuceros estarían protegidas por un grupo de piqueros. [70]Esta comparación también es interesante ya que tanto los chinos como los ingleses atravesaban períodos de transición cuando se desarrollaron estas tácticas, ya que ambos grupos buscaban encontrar la mejor manera de implementar sus nuevos arcabuceros en formaciones de unidades tradicionales. [70] [69] Los venecianos desarrollaron una mezcla similar de armas tradicionales y arcabuces que cubrieron sus arcabuceros de recarga con fuego de arquero. [70] Para evitar lesiones autoinfligidas y asegurar una velocidad de disparo constante en el fragor de la batalla, Qi enfatizó la instrucción en el procedimiento requerido para recargar el arma. Qi Jiguang hizo un elogio sobre la efectividad del arma en 1560:

Es diferente a cualquier otro de los muchos tipos de armas de fuego. En fuerza, puede perforar armaduras. Con precisión, puede golpear el centro de los objetivos, incluso hasta el punto de golpear el ojo de una moneda (es decir, disparar directamente a través de una moneda), y no solo para tiradores excepcionales. ... El arcabuz [鳥 銃] es un arma tan poderosa y es tan preciso que ni siquiera el arco y la flecha pueden igualarlo, y ... nada es tan fuerte como para poder defenderse de él. [71]

-  Jixiao Xinshu

Formaciones de arcabuces europeas [ editar ]

Diagrama de una formación de volea de mosquetería holandesa de 1594

En Europa, Maurice de Nassau fue pionero en la técnica de volea de contramarcha. Después de equipar a todo su ejército con armas nuevas y estandarizadas en 1599, Mauricio de Nassau intentó recuperar los fuertes españoles construidos en antiguas tierras holandesas. En la batalla de Nieuwpoorten 1600, administró las nuevas técnicas y tecnologías por primera vez. Los holandeses marcharon hacia la playa donde se encontraba el fuerte y utilizaron completamente la táctica de contramarcha. Al orientar a todos sus arcabuceros en un bloque, pudo mantener un flujo constante de fuego desde una formación disciplinada utilizando tácticas de fuego de volea. El resultado fue una victoria desigual con 4.000 bajas españolas y sólo 1.000 muertos y 700 heridos en el lado holandés. Aunque la batalla fue ganada principalmente por el decisivo contraataque de la caballería holandesa y a pesar del fracaso de la nueva táctica de la infantería holandesa para detener a los veteranos tercios españoles , la batalla se considera un paso decisivo en el desarrollo de la guerra moderna temprana., donde las armas de fuego adquirieron un papel cada vez más importante en Europa en los siglos siguientes. [72]

"Mosquete" finalmente superó a "arcabuz" como el término dominante para armas de fuego similares a partir de la década de 1550. Los arcabuces se asocian con mayor frecuencia con cerillas. [73]

Usar con otras armas [ editar ]

El arcabuz tenía muchas ventajas, pero también graves limitaciones en el campo de batalla. Esto llevó a que a menudo se combinara con otras armas para reducir el impacto de estas debilidades. Qi Jiguang de China desarrolló sistemas en los que los soldados con armamento tradicional permanecían detrás de los arcabuceros para protegerlos en caso de que la infantería enemiga se acercara demasiado. [69] Los ingleses usaban piqueros para proteger a los arcabuceros y los venecianos solían usarlos para cubrir el fuego durante el largo proceso de recarga. [74] Los otomanos a menudo apoyaban a sus arcabuceros con fuego de artillería o los colocaban en carros fortificados, una táctica que tomaron prestada de los husitas. [75]

Comparación con los arcos [ editar ]

El escritor militar del siglo XVI, Sir John Smythe, pensaba que un arcabuz no podía igualar la precisión de un arco en manos de un arquero muy hábil ; [76] otros escritores militares como Humfrey Barwick y Barnabe Rich argumentaron lo contrario. [77] [78] Un arcabuz con un ángulo de 35 grados podría lanzar una bala hasta 1.000 mo más, [79] mucho más lejos de lo que cualquier arquero podría disparar. Un disparo de arcabuz se consideró mortal hasta 400 yardas (366 m), mientras que el mosquete español más pesado se consideró mortal hasta 600 yardas (549 m). [78] Durante las invasiones japonesas de Corea, Los funcionarios coreanos dijeron que estaban en grave desventaja frente a las tropas japonesas porque sus arcabuces "podían llegar más allá de varios cientos de pasos". [80] En 1590 Smythe notó que los arcabuceros y mosqueteros que disparaban a distancias tan extremas rara vez parecían impactar en algo y en su lugar decidió argumentar un alcance efectivo , afirmando que los arqueros ingleses como los de la Guerra de los Cien Años serían más efectivos en 200-240 yardas (183-219 m) que los arcabuceros o mosqueteros, pero en ese momento ya no había suficientes arqueros habilidosos en Inglaterra para probar adecuadamente sus teorías. [81]

La mayoría de los arqueros altamente calificados lograron una velocidad de disparo mucho más alta que el arcabuz de mecha, que tardó entre 30 y 60 segundos en recargarse correctamente. [77] El arcabuz, sin embargo, tenía una velocidad de disparo más rápida que la ballesta más poderosa , una curva de aprendizaje más corta que un arco largo., y era más poderoso que cualquiera de los dos. El arcabuz no dependía de la fuerza física del usuario para la propulsión del proyectil, lo que facilitaba la búsqueda de un recluta adecuado. También significaba que, en comparación con un arquero o un ballestero, un arcabucero perdía menos efectividad en el campo de batalla debido a la fatiga, la desnutrición o la enfermedad. El arcabucero también tenía la ventaja añadida de asustar a los enemigos (y caballos) con el ruido. El viento podía reducir la precisión del tiro con arco, pero tenía un efecto mucho menor en un arcabuz. Durante un asedio, también era más fácil disparar un arcabuz por las lagunas que un arco y una flecha. A veces se defendía que un arcabucero debería cargar su arma con múltiples balas o disparos pequeños a corta distancia en lugar de una sola bala. [77] El disparo pequeño no tenía el mismo impacto que una sola bola redonda, pero el disparo podía golpear e herir a varios enemigos.

Un arcabuz también tiene un poder de penetración superior al de un arco. Aunque algunas armaduras de placas eran a prueba de balas, estas armaduras eran únicas, pesadas y caras. Una coraza con tapul fue capaz de absorber algunos disparos de mosquete debido a su inclinación. De lo contrario, la mayoría de las armaduras que usaría un soldado común (especialmente cuero, placas ligeras y cota de malla) tenían poca resistencia contra el fuego de mosquete. Sin embargo, las flechas eran relativamente más débiles en penetración, y los arcos o ballestas más pesados ​​requerían más habilidad y tiempo de recarga que los arcos estándar.

Quizás lo más importante es que producir un arcabucero eficaz requería mucho menos entrenamiento que producir un arquero eficaz. La mayoría de los arqueros pasaron toda su vida entrenando para disparar con precisión, pero con el ejercicio y la instrucción, el arcabucero pudo aprender su profesión en meses en lugar de años. Este bajo nivel de habilidad hizo que fuera mucho más fácil equipar un ejército en poco tiempo, así como expandir las filas de armas pequeñas. Esta idea de unidades menos calificadas y ligeramente blindadas fue la fuerza impulsora de la revolución de la infantería que tuvo lugar en los siglos XVI y XVII y permitió a las primeras infanterías modernas eliminar gradualmente el arco largo. [82]

Un arquebusier podría llevar más municiones y polvo de un ballestero o Longbowman pudo con pernos o flechas . Una vez que se desarrollaron los métodos, la pólvora y los perdigones fueron relativamente fáciles de producir en masa, mientras que la fabricación de flechas era un oficio genuino que requería mano de obra altamente calificada.

Sin embargo, el arcabuz era más sensible a la lluvia y al clima húmedo. En la Batalla de Villalar , las tropas rebeldes experimentaron una derrota significativa en parte debido a que había una alta proporción de arcabuceros en una tormenta que inutilizó las armas. [83]La pólvora también envejece mucho más rápido que un perno o una flecha, especialmente si se almacena incorrectamente. Además, los recursos necesarios para fabricar pólvora estaban menos disponibles universalmente que los recursos necesarios para fabricar flechas y flechas. Encontrar y reutilizar flechas o pernos fue mucho más fácil que hacer lo mismo con las balas de arcabuz. Esta era una forma útil de reducir el costo de la práctica o de reabastecerse si se conservaba el control del campo de batalla después de una batalla. Una bala debe encajar en un cañón con mucha más precisión de lo que una flecha o un perno deben encajar en un arco, por lo que el arcabuz requería más estandarización y dificultaba el reabastecimiento mediante el saqueo de los cuerpos de los soldados caídos. La producción de pólvora también era mucho más peligrosa que la producción de flechas.

Un arcabuz también era significativamente más peligroso para su usuario. El arcabucero lleva mucha pólvora en su persona y tiene una cerilla encendida en una mano. Lo mismo ocurre con los soldados a su lado. En medio de la confusión, el estrés y las torpezas de una batalla, los arcabuceros son potencialmente un peligro para ellos mismos. Los primeros arcabuces tendían a tener un retroceso drástico. Tardaron mucho tiempo en cargar, lo que los hizo vulnerables mientras se recargaban, a menos que se usara la táctica de 'fuego continuo', en la que una línea dispararía y, mientras la siguiente línea disparaba, se recargaría. También tendían a sobrecalentarse. Durante los disparos repetidos, las armas podrían obstruirse y explotar, lo que podría ser peligroso para el artillero y quienes lo rodean.

Además, la cantidad de humo producida por las armas de pólvora era considerable, lo que dificultaba ver al enemigo después de algunas salvas, a menos que hubiera suficiente viento para dispersar el humo rápidamente. (A la inversa, esta nube de humo también sirvió para dificultar que los arqueros apunten a los soldados rivales que usaban armas de fuego). Antes del bloqueo de la rueda, la necesidad de un fósforo encendido hacía que el sigilo y el ocultamiento fueran casi imposibles, especialmente de noche. Incluso con un ocultamiento exitoso, el humo emitido por un solo disparo de arcabuz haría bastante obvio de dónde vino un disparo, al menos a la luz del día. Si bien con una ballesta o un arco un soldado podría posiblemente matar en silencio, esto era, por supuesto, imposible con un arma de proyectil impulsada por explosiones como el arcabuz.El ruido de los arcabuces y el zumbido en los oídos que causaba también podían dificultar la escucha de las órdenes gritadas. A la larga, el arma podría hacer que el usuario tenga una pérdida permanente de audición. Aunque los arcos y ballestas podían disparar sobre obstáculos disparando con trayectorias balísticas de alto arco, no podían hacerlo con mucha precisión o eficacia. Sir John Smythe culpó de la disminución de la eficacia del arco largo en parte a los comandantes ingleses que colocaban armas de fuego en la parte delantera de sus formaciones y arqueros en la parte trasera, donde no podían ver sus objetivos y apuntar adecuadamente.Sir John Smythe culpó de la disminución de la eficacia del arco largo en parte a los comandantes ingleses que colocaban armas de fuego en la parte delantera de sus formaciones y arqueros en la parte trasera, donde no podían ver sus objetivos y apuntar adecuadamente.Sir John Smythe culpó de la disminución de la eficacia del arco largo en parte a los comandantes ingleses que colocaban armas de fuego en la parte delantera de sus formaciones y arqueros en la parte trasera, donde no podían ver sus objetivos y apuntar adecuadamente.[76]

En última instancia, el arcabuz se convirtió en el arma de proyectiles dominante del Renacimiento temprano porque era más fácil de producir en masa y más fácil de entrenar a soldados no calificados en su uso. A medida que evolucionó la tecnología de los mosquetes, los defectos del mosquete se volvieron menos frecuentes y el arco se volvió irrelevante.

Ver también [ editar ]

Notas [ editar ]

  1. ^ Friedrich Kluge, Elmar Seebold (Hrsg.): Etymologisches Wörterbuch der deutschen Sprache. 23. Aufl., De Gruyter: Berlín / Nueva York 1999, págs. 52.
  2. ^ Needham 1986 , p. 426.
  3. ^ Chase 2003 , p. 61.
  4. a b Khan, Iqtidar Alam (1991). "La naturaleza de las pistolas en Mughal India: siglos XVI y XVII". Actas del Congreso de Historia de la India . 52 : 378–389. JSTOR  44142632 .
  5. a b c Needham , 1986 , p. 443.
  6. ^ "Copia archivada" . Archivado desde el original el 27 de octubre de 2012 . Consultado el 11 de febrero de 2013 .Mantenimiento de CS1: copia archivada como título ( enlace ) Mosquetería de ánima lisa
  7. ^ Chisholm, Hugh, ed. (1911). "Arquebus"  . Encyclopædia Britannica . 2 (11ª ed.). Prensa de la Universidad de Cambridge.
  8. ^  Este artículo incorpora texto de una publicación que ahora es de dominio público Chambers, Ephraim , ed. (1728). "ARQUEBUSS" . Cyclopaedia, o Diccionario universal de artes y ciencias (1ª ed.). James y John Knapton, et al. pag. 342.
  9. a b Purton , 2010 , p. 422.
  10. ^ "hagbut" . Webster's New International Dictionary (edición de reimpresión de 1913). Springfield, Mass .: G. y C. Merriam. 1909. OCLC 51981071 . 
  11. ^ Purton 2010 , p. 427.
  12. ^ Purton 2010 , p. 117.
  13. ^ Ágoston , 2008 , p. 19.
  14. ^ Ágoston , 2008 , p. 58.
  15. ^ Lidin 2002 , p. 3.
  16. Smythe, John (1590). Ciertos discursos . Londres.
  17. ^ Barwick 1594 .
  18. a b Adle , 2003 , p. 475.
  19. ^ Andrade 2016 , p. 165.
  20. ^ Chase 2003 , p. 92.
  21. ^ Peterson , 1965 , p. 12-14.
  22. a b Arnold , 2001 , p. 75.
  23. ^ Chase 2003 , p. 24.
  24. a b Chase , 2003 , p. 25.
  25. ^ Andrade 2016 , p. 176-175.
  26. ^ Andrade 2016 , p. 144.
  27. ^ Andrade 2016 , p. 157.
  28. ^ Andrade 2016 , p. 149.
  29. a b Andrade , 2016 , p. 173.
  30. a b c d Andrade , 2016 , p. 169.
  31. ^ Ed Donald A Yerxa (2008). Revoluciones militares, pasado y presente de Geoffrey Parker en Recent Themes in Military History . Prensa de la Universidad de Carolina del Sur, pág. 13
  32. Geoffrey Parker (2008), nota al pie 4, p. 21
  33. ^ Geoffrey Parker (2007). "Los límites de las revoluciones en asuntos militares: Mauricio de Nassau, la batalla de Nieuwpoort (1600) y el legado". Revista de Historia Militar .., Vol. 71, núm. 2. págs. 333–340
  34. ^ a b Phillips, 2016 .
  35. ^ Needham 1986 , p. 429.
  36. ^ Needham 1986 , p. 425.
  37. Ágoston, Gábor (2011). "Transformación militar en el Imperio Otomano y Rusia, 1500-1800" . Kritika: Exploraciones en la historia rusa y euroasiática . 12 (2): 281–319 [294]. doi : 10.1353 / kri.2011.0018 . S2CID 19755686 . Inicialmente, los jenízaros estaban equipados con arcos, ballestas y jabalinas. En la primera mitad del siglo XV comenzaron a utilizar arcabuces de mecha, aunque las primeras referencias al uso otomano de tüfek o armas de fuego de mano tipo arcabuz (1394, 1402, 1421, 1430, 1440, 1442) son discutibles. 
  38. ^ Godfrey Goodwin: Los jenízaros , saqu Books, 2006, p. 129 ISBN 978-0-86356-740-7 
  39. ^ Petzal 2014 , p. 5.
  40. ^ Partington 1999 , p. xxvii.
  41. ^ Bak , 1982 , p. 125-40.
  42. Janin , 2013 , p. 41.
  43. ^ Vajna-Naday, Warhistory. pag. 40.
  44. ^ Courtlandt Canby: Una historia de armamento . Recontre y Edito Service, Londres. pag. 62.
  45. ^ Partington 1999 , p. 123.
  46. ^ Stevenson, Cornelius (1909). "Armas y pistolas de bloqueo de ruedas". Boletín del Museo de Pensilvania . 7 (25): 6–9. doi : 10.2307 / 3793657 . JSTOR 3793657 . 
  47. ^ Partington 1999 , p. 160.
  48. ^ Andrade 2016 , p. 167.
  49. ^ Nourbakhsh, Mohammad Reza (Farhad) (2008). "Encuentro temprano de Irán con tres invenciones europeas medievales (875-1153 AH / 1470-1740 CE)". Estudios iraníes . 41 (4): 549–558. doi : 10.1080 / 00210860802246242 . JSTOR 25597489 . S2CID 144208564 .  
  50. a b Paul, Michael C. (2004). "La revolución militar en Rusia, 1550-1682". La Revista de Historia Militar . 68 (1): 9–45. doi : 10.1353 / jmh.2003.0401 . ISSN 1543-7795 . S2CID 159954818 .  
  51. ^ Michael C. Paul (2004). "La revolución militar en Rusia, 1550-1682". Revista de Historia Militar , vol. 68, núm. 1. págs. 24-25
  52. ^ Taylor, Frederick. (1921). El arte de la guerra en Italia, 1494-1529 . pag. 52.
  53. ^ Andrade 2016 , p. 350.
  54. a b c d Ágoston, Gábor (2014). "Armas de fuego y adaptación militar: los otomanos y la revolución militar europea, 1450-1800". Revista de Historia Mundial . 25 (1): 85-124. doi : 10.1353 / jwh.2014.0005 . ISSN 1527-8050 . S2CID 143042353 .  
  55. a b c Partington , 1999 , p. 208.
  56. ^ Khan, 2004 .
  57. ^ Arnold 2001 , p. 44.
  58. ^ Arnold 2001 , p. 74.
  59. ^ Khan , 2004 , p. 131.
  60. ^ Rainer Daehnhardt (1994). El arma embrujada: la introducción del arma de fuego en Extremo Oriente por parte de los portugueses , p. 26
  61. ^ Nagayama 1997 .
  62. ^ Andrade 2016 , p. 354.
  63. ^ Andrade 2016 , p. 170.
  64. ^ Andrade 2016 , p. 181.
  65. a b c d Nourbakhsh, Mohammad Reza (Farhad) (2008). "Encuentro temprano de Irán con tres invenciones europeas medievales (875-1153 AH / 1470-1740 CE)". Estudios iraníes . 41 (4): 549–558. doi : 10.1080 / 00210860802246242 . JSTOR 25597489 . S2CID 144208564 .  
  66. ^ KHAN, IQTIDAR ALAM (1995). "Armas de fuego en Asia Central e Irán durante el siglo XV y los orígenes y la naturaleza de las armas de fuego traídas por Babur". Actas del Congreso de Historia de la India . 56 : 435–446. JSTOR 44158646 . 
  67. ^ Armas de fuego de mecha de la dinastía Ming , recuperadas el 25 de febrero de 2017
  68. ^ Xiaodong, Yin (2008). "Cañones occidentales en China en los siglos XVI-XVII". Icono . 14 : 41–61. JSTOR 23787161 . 
  69. ^ a b c Andrade, 2016 .
  70. a b c Phillips, Gervase (1999). "Longbow y Hackbutt: tecnología de armas y transferencia de tecnología en la Inglaterra moderna temprana". Tecnología y Cultura . 40 (3): 576–593. doi : 10.1353 / tech.1999.0150 . JSTOR 25147360 . S2CID 108977407 .  
  71. ^ Andrade 2016 , p. 172.
  72. ^ Parker 347–353
  73. ^ Needham 1986 , p. 428.
  74. ^ Phillips, Gervase (1999). "Longbow y Hackbutt: tecnología de armas y transferencia de tecnología en la Inglaterra moderna temprana". Tecnología y Cultura . 40 (3): 576–593. doi : 10.1353 / tech.1999.0150 . JSTOR 25147360 . S2CID 108977407 .  
  75. Ágoston, Gábor (2014). "Armas de fuego y adaptación militar: los otomanos y la revolución militar europea, 1450-1800". Revista de Historia Mundial . 25 (1): 85-124. doi : 10.1353 / jwh.2014.0005 . ISSN 1527-8050 . S2CID 143042353 .  
  76. a b Sir John Smythe (1590). Ciertos discursos .
  77. a b c Barwick, Humfrey (1594). Un discurso agradable
  78. a b Rich, Barnabe (1574). Un diálogo excelente y agradable
  79. ^ Krenn, Peter; Kalaus, Paul; Hall, Bert (1995). "Cultura material e historia militar: pruebas de disparo de armas pequeñas modernas tempranas" . Material Culture Review / Revue de la culture matérielle (en inglés y francés). 42 .
  80. ^ Chase 2003 , p. 186.
  81. ^ EG Heath (1973). Arco contra pistola
  82. ^ Clifford J. Rodgers (1993). "Las revoluciones militares de la Guerra de los Cien Años". La Revista de Historia Militar , vol. 57, núm. 2. pág. 257
  83. ^ Seaver, Henry Latimer (1966) [1928]. La gran revuelta en Castilla: un estudio del movimiento comunero de 1520-1521 . Nueva York: Octagon Books. pag. 325.

Referencias [ editar ]

  • Adle, Chahryar (2003), Historia de las civilizaciones de Asia central, vol. 5: Desarrollo en contraste: desde el siglo XVI hasta mediados del siglo XIX
  • Ágoston, Gábor (2008), Guns for the Sultan: Military Power and the Weapons Industry in the Otoman Empire , Cambridge University Press, ISBN 978-0-521-60391-1
  • Agrawal, Jai Prakash (2010), Materiales de alta energía: propulsores, explosivos y pirotecnia , Wiley-VCH
  • Andrade, Tonio (2016), The Gunpowder Age: China, Military Innovation, and the Rise of the West in World History , Princeton University Press, ISBN 978-0-691-13597-7.
  • Arnold, Thomas (2001), El renacimiento en guerra , Cassell & Co, ISBN 978-0-304-35270-8
  • Bak, JM (1982), Hunyadi to Rákóczi: War and Society in Late Medieval and Early Modern Hungría
  • Barwick, Humphrey (1594), Discurso de Breefe sobre la fuerza y ​​el efecto de todos los manuales de armas de fuego….
  • Benton, el capitán James G. (1862). Un curso de instrucción en artillería y artillería (2 ed.). West Point, Nueva York: Thomas Publications. ISBN 978-1-57747-079-3.
  • Brown, GI (1998), The Big Bang: A History of Explosives , Sutton Publishing, ISBN 978-0-7509-1878-7.
  • Bachrach, David Stewart (2006), Buchanan, Brenda J. (ed.), "La pólvora, los explosivos y el estado: una historia tecnológica" , Tecnología y cultura , Aldershot: Ashgate, 49 (3): 785–786, doi : 10.1353 / tech.0.0051 , ISBN 978-0-7546-5259-5, S2CID  111173101
  • Chase, Kenneth (2003), Armas de fuego: una historia global hasta 1700 , Cambridge University Press, ISBN 978-0-521-82274-9.
  • Cocroft, Wayne (2000), Dangerous Energy: The archaeology of pólvora y fabricación de explosivos militares , Swindon: English Heritage, ISBN 978-1-85074-718-5
  • Cowley, Robert (1993), Experiencia de guerra , Laurel.
  • Cressy, David (2013), Salitre: La madre de la pólvora , Oxford University Press
  • Crosby, Alfred W. (2002), Lanzar fuego: tecnología de proyectiles a través de la historia , Cambridge University Press, ISBN 978-0-521-79158-8.
  • Curtis, WS (2014), Tiro a larga distancia : una perspectiva histórica , WeldenOwen.
  • Earl, Brian (1978), Explosivos de Cornualles, Cornualles: The Trevithick Society , ISBN 978-0-904040-13-5.
  • Easton, SC (1952), Roger Bacon y su búsqueda de una ciencia universal: una reconsideración de la vida y obra de Roger Bacon a la luz de sus propios propósitos declarados , Basil Blackwell
  • Ebrey, Patricia B. (1999), The Cambridge Illustrated History of China , Cambridge University Press, ISBN 978-0-521-43519-2
  • Eltis, David (1998), La revolución militar en la Europa del siglo XVI
  • Grant, RG (2011), Batalla en el mar: 3.000 años de guerra naval , DK Publishing.
  • Hadden, R. Lee. 2005. "Confederate Boys and Peter Monkeys". Sillón General. Enero de 2005. Adaptado de una charla dada a la Sociedad Geológica de América el 25 de marzo de 2004.
  • Harding, Richard (1999), Seapower and Naval Warfare, 1650-1830 , UCL Press Limited
  • al-Hassan, Ahmad Y. (2001), "Nitrato de potasio en fuentes árabes y latinas" , Historia de la ciencia y la tecnología en el Islam , consultado el 23 de julio de 2007.
  • Hobson, John M. (2004), Los orígenes orientales de la civilización occidental , Cambridge University Press.
  • Janin, Hunt (2013), Mercenarios en la Europa medieval y renacentista
  • Johnson, Norman Gardner. "explosivo" . Encyclopædia Britannica . Encyclopædia Britannica Online . Chicago.
  • Kelly, Jack (2004), Gunpowder: Alchemy, Bombards, & Pyrotechnics: The History of the Explosive that Changed the World , Basic Books, ISBN 978-0-465-03718-6.
  • Khan, Iqtidar Alam (1996), "La llegada de la pólvora al mundo islámico y al norte de la India: atención al papel de los mongoles", Journal of Asian History , 30 : 41–5.
  • Khan, Iqtidar Alam (2004), Gunpowder and Firearms: Warfare in Medieval India , Oxford University Press
  • Khan, Iqtidar Alam (2008), Diccionario histórico de la India medieval , The Scarecrow Press, Inc., ISBN 978-0-8108-5503-8
  • Kinard, Jeff (2007), Artillery An Illustrated History of its Impact
  • Nagayama, Kōkan (1997), El libro de espadas japonesas del conocedor
  • Konstam, Angus (2002), Renaissance War Galley 1470-1590 , Osprey Publisher Ltd.
  • Liang, Jieming (2006), Guerra de asedio china: artillería mecánica y armas de asedio de la antigüedad , Singapur, República de Singapur: Leong Kit Meng, ISBN 978-981-05-5380-7
  • Lidin, Olaf G. (2002), Tanegashima: La llegada de Europa a Japón , Instituto nórdico de estudios asiáticos, ISBN 978-8791114120
  • Lorge, Peter A. (2008), La revolución militar asiática: de la pólvora a la bomba , Cambridge University Press, ISBN 978-0-521-60954-8
  • Lu, Gwei-Djen (1988), "The Oldest Representation of a Bombard", Technology and Culture , 29 (3): 594–605, doi : 10.2307 / 3105275 , JSTOR  3105275
  • McNeill, William Hardy (1992), El ascenso de Occidente: una historia de la comunidad humana , University of Chicago Press.
  • Morillo, Stephen (2008), Guerra en la historia mundial: sociedad, tecnología y guerra desde la antigüedad hasta el presente, volumen 1, hasta 1500 , McGraw-Hill, ISBN 978-0-07-052584-9
  • Needham, Joseph (1980), Ciencia y civilización en China , 5 pt. 4, Cambridge University Press, ISBN 978-0-521-08573-1
  • Needham, Joseph (1986), Ciencia y civilización en China , V: 7: The Gunpowder Epic , Cambridge University Press, ISBN 978-0-521-30358-3.
  • Nicolle, David (1990), Los señores de la guerra mongoles: Ghengis Khan, Kublai Khan, Hulegu, Tamerlane
  • Nolan, Cathal J. (2006), La era de las guerras de religión, 1000–1650: una enciclopedia de la guerra global y la civilización, Vol 1, AK , 1 , Westport y Londres: Greenwood Press, ISBN 978-0-313-33733-8
  • Norris, John (2003), Artillería de pólvora temprana: 1300-1600 , Marlborough: The Crowood Press.
  • Partington, JR (1960), A History of Greek Fire and Gunpowder , Cambridge, Reino Unido: W. Heffer & Sons.
  • Partington, JR (1999), Una historia del fuego y la pólvora griegos , Baltimore: Johns Hopkins University Press, ISBN 978-0-8018-5954-0
  • Patrick, John Merton (1961), Artillería y guerra durante los siglos XIII y XIV , Utah State University Press.
  • Pauly, Roger (2004), Armas de fuego: la historia de la vida de una tecnología , Greenwood Publishing Group.
  • Perrin, Noel (1979), Renunciar al arma: La reversión de Japón a la espada, 1543–1879 , Boston: David R. Godine, ISBN 978-0-87923-773-8
  • Peterson, Harold L. (1965), Arms and Armor in Colonial America: 1526–1783
  • Petzal, David E. (2014), The Total Gun Manual (edición canadiense), Weldon Owen.
  • Phillips, Henry Prataps (2016), La historia y cronología de la pólvora y las armas de pólvora (c. 1000 a 1850) , Notion Press
  • Purton, Peter (2010), A History of the Late Medieval Siege, 1200-1500 , Boydell Press, ISBN 978-1-84383-449-6
  • Robins, Benjamin (1742), Nuevos principios de artillería
  • Rose, Susan (2002), Guerra naval medieval 1000-1500 , Routledge
  • Roy, Kaushik (2015), Guerra en la India prebritánica, Routledge
  • Schmidtchen, Volker (1977a), "Riesengeschütze des 15. Jahrhunderts. Technische Höchstleistungen ihrer Zeit", Technikgeschichte 44 (2): 153-173 (153-157)
  • Schmidtchen, Volker (1977b), "Riesengeschütze des 15. Jahrhunderts. Technische Höchstleistungen ihrer Zeit", Technikgeschichte 44 (3): 213-237 (226-228)
  • Tran, Nhung Tuyet (2006), Viêt Nam Borderless Histories , University of Wisconsin Press.
  • Turnbull, Stephen (2003), Fighting Ships Far East 2: Japón y Corea d. C. 612–1639 , Osprey Publishing, ISBN 978-1-84176-478-8
  • Urbanski, Tadeusz (1967), Química y Tecnología de Explosivos , III , Nueva York: Pergamon Press.
  • Villalon, LJ Andrew (2008), La guerra de los cien años (parte II): diferentes vistas , Brill Academic Pub, ISBN 978-90-04-16821-3
  • Wagner, John A. (2006), La Enciclopedia de la Guerra de los Cien Años , Westport y Londres: Greenwood Press, ISBN 978-0-313-32736-0
  • Watson, Peter (2006), Ideas: A History of Thought and Invention, from Fire to Freud , Harper Perennial (2006), ISBN 978-0-06-093564-1
  • Willbanks, James H. (2004), Ametralladoras: una historia ilustrada de su impacto , ABC-CLIO, Inc.
  • de Andagoya, Pascual, Narrative of the Proceedings of Pedrarias Davila , The Hakluyt Society , consultado el 21 de junio de 2019 - a través de Wikisource

Enlaces externos [ editar ]